Desarrollar la parte Espiritual Femenina que nuestros Creadores nos donaron

Lo primero que tenemos que hacer para desarrollar nuestra parte femenina espiritual es aprender a observarnos y a escucharnos, teniendo en cuenta que tenemos que vérnoslas con una mente, la nuestra, que no hace más que crear pensamientos que nos complican el hecho de poder estar en tiempo presente. Tanto es así que estos pensamientos tienen la tendencia a acaparar toda nuestra atención, motivo por el cual es tan complicado vivir en el momento presente. Esta mente, que crea continuamente pensamientos sin el control de la conciencia espiritual, nos ha impuesto sus propios mecanismos, los cuales invaden continuamente nuestra vida.Por ejemplo uno de estos esquemas automáticos se pone en marcha cuando conducimos el coche: nos perdemos en nuestros pensamientos e inserimos el piloto automático cerebral. Al final llegamos a casa sin ni siquiera recordar que ruta hemos recorrido. Este mecanismo, por desgracia, se desarrolla continuamente en otras situaciones de nuestras vidas. Los pensamientos continuos han tomado el control de nuestras vidas y de nuestras experiencias.

Esta pérdida de conciencia no solo nos quita tiempo de nuestra existencia, porque venimos absorbidos dentro a nuestros pensamientos, si no que además sirve a quien nos controla para volvernos cada vez más como robots biológicos sin conciencia ¡Millones de almas dormidas!Almas dormidas y, por lo tanto, incoscientes del hecho que son los pensamientos los que crean continuamente la realidad que estamos “viviendo”, además de crear entidades de carácter sutil que viven de nuestra energía durante la vida y también después de la muerte.  

Pero ¿qué es lo que ha pasado para que nuestra mente nos haya llevado a vivir vidas perdidos en “nuestros” pensamientos?

Varias situaciones traumaticas perpetradas a nuestros antepasados genéticos, maternos y paternos, y a todos aquellos que conservaban aún una chispa divina y un ADN divino todavía vital, ha llevado a nuestra especie a perder el conocimiento y la conciencia de la realidad de vida que estaba viviendo con el cuerpo físico.Pensad un poco, ¿en qué situación de la vida una persona no puede hablar o decir lo que piensa y lo que le sale del corazón? Cada vez que una persona sufre la destrucción de sus derechos, de sus ideales y de la escala de valores de su conciencia, de manera que le queda como única libertad pensar porque, si habla o si dice lo que de verdad piensa, viene asesinada. Y ¿cuáles son aquellas épocas oscuras que han durado siglos y siglos y en las cuales nuestros antepasados, genéticos y no genéticos, no han podido expresar sus ideas y sus principios espirituales?

La Inquisición es una de las principales épocas oscuras de la historia de la humanidad. Fue creada a posta para suprimir una especie (nuestros antepasdos genéticos y todos aquellos que poseían una conciencia espiritual) que  venía considerada inferior o enemiga de aquellos que nos controlan, para así eliminar el libre arbitrio que nuestros creadores nos habían concedido. Un libre arbitrio cuyos fundamentos de base eran los pensamientos creativos, los significados con los cuales el divino crea su existencia, el lenguaje elegido por parte del divino para que la especie pudiera expresarse y las acciones y creaciones nacidas a partir de la escala de valores de la conciencia.

Un patrimonio de amor, vida, responsabilidad, ética, justicia y espiritualidad que nuestros antepasados, junto a quien poseía aún principios de espiritualidad, podían habernos dejado en herencia a los descendientes y  que sin embargo, por desgracia, así no ha sido: nostros hemos nacido depauperados de estos valores. 

La Inquisición creó un escenario super destructivo basado en la supresión, a través de la fuerza, de las torturas y las hogueras, de todos aquellas personas que conservaban una parte espiritual femenina formada por valores y por pensamientos altamente creativos. Un escenario que ha trabajado durante siglos impidiendo que los valores espirituales de creatividad y de libre arbitrio divino pudieran desarrollarse en las generaciones de descendientes. 

Enteras generaciones han sido aniquiladas y vetadas de el derecho a ejercer el libre arbitrio y a usar los valores de las sustancia divina, con el objetivo de estirpar aquello que, por parte de nuestros controladores, venía considerado el mal, la enfermedad que ninguno podía manifestar.

De esta manera la religión cristiana ha sido utilizada por toda una serie de vedúgos, enmascarados de Hombres Píos y de fe, que venían controlados por parte de quellos que, cosiderándose a sí mismos la única super raza, querían esterminar el divino de nuestros antepasados y, sobretodo, de aquellos que  poseían todavía principios de espiritualidad y un ADN divino. Los mismos controladores que han creado en otras épocas escenarios de destrucción parecidos o iguales a los de la Inquisición que, adaptados a cada momento, venían repetidos en todas las guerras y persecuciones. Me estoy refiriendo a los campos de concentramiento de Hitler, a los genocidios de Stalin, al genocidio tibetano por parte de los chinos, al genocidio camboyano, a las dictaduras española y chilena, a la Revolución Cultural China, a la masacre armena y todavía antes a la destrucción de los pueblos precolombianos y de los cataros, a las guerras del Medio Oriente, a los conflictos religiosos europeos, etc. 

Generaciones enteras de antepasados genéticos y de individuos dotados de una Conciencia y de valores espirituales que han perdido progresivamente la sustancia divina porque han sufrido abusos de poder, torturas y muerte y, sin la presencia de ningún valor espiritual, los controladores han hecho decaer las masas y como consecuencia nos han hecho decaer a nosotros también, desconectándonos de la parte mental superior que nos unía a nuestra conciencia divina, y dejándonos conectados solamente a la mente inferior y animal que nos forma.

La pérdida de nuestra conciencia divina femenina espiritual nos ha llevado, como descendientes directos, a poseer una mente inferior llena de pensamientos poco evolucionados y  de pésima calidad que nos avasallan continuamente robándonos nuestras vidas, aún por vivir, y haciéndonos perder dentro de estos mismos pensamientos.

Nuestros pensamientos se nutren de nuestra energía vital mientras nosotros nos convertimos, cada vez más, en robots biológicos.

Como ya no existe una conciencia divina espiritual femenina no hay ninguna fuerza que transforme estos pensamientos de baja calidad y que use la propia creatividad para dar forma, con su potente mente, a pensamientos divinos capaces de inducir nuevas realidades que permitan al amor, a la vida, a la ética, a la justicia y a la felicidad de penetrar en nuestra dimensión o en varias dimensiones contemporaneamente, algo que en realidad sería completamente natural si no hubiéramos sido depauperados y desconectados de nuestra conciencia superior.

Ejercicio

¿Cómo podemos aprender nuevamente a retomar el control de nuestra mente inferior y a restaurar el Trait d’Union con nuestras partes Femninas espirituales, que aún existen, para que puedan desarrollar de nuevo sus poderes divinos?

Por ejemplo, podríamos empezar por observarnos cuando conducimos el coche. Cuando nos demos cuenta de que los pensamientos han tomado el control absorbiéndonos dentro de la mente, tenemos que ponernos el objetivo de estar presentes y observar la carretera para ver lo que estamos haciendo realmente.

Al principio os daréis cuenta de que estar fuera de los pensamientos no es tan fácil como pensábais, porque los pensamientos son codiciosos y os quieren para nutrirse de vuestra energía y de vuestro tiempo. Vosotros no os desmoralicéis y seguid haciendo el ejercicio hasta que os deis cuenta de que controlais los pensamientos de vuestra mente y que no sucede al contrario.

Esto significa que habéis conseguido crearos un punto de consciencia en al realidad material que estais viviendo y  que ¡estáis mejorando! Ahora estais preparados para afrontar otras situaciones de vuestra vida en las cuales, hasta hace poco, os habéis comportado como robots sin conciencia y perdidos dentro a los pensamientos.

Recordad que es necesario que tengáis siempre presente el Punto de Consciencia que os habéis creado durante el ejercicio con el coche, ya que este Punto tiene que estar siempre activo mientras estéis haciendo otro ejercicio u otra actividad.

El hecho de que nosotros como descendientes hayamos nacido depauperados de nuestra parte divina femenina espiritual, no nos da el derecho de quedarnos de brazos cruzados dentro de la menta animal inferior, nutriéndola como hemos hecho hasta ahora. Nosotros tenemos el Deber, por amor proprio y por amor hacia aquellos que combatieron y fueron derrotados, de desarrollar de nuevo nuestra parte femenina espiritual porque nos pertenece y es para nosotros un derecho divino que nuestros Creadores nos donaron.

Fiorella Rustici
Formadora Grupo Rebis

Traducido por Alberto Allas Bermejo

Pubblicato da Redazione Rebis

Membro gruppo esperti e gruppo redazione di Rebis.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: